miércoles, 22 de marzo de 2017

Pase de prenda de La cura del bienestar (crítica)


    Buenas noches, retomo mi costumbre de copiar aquí mis críticas de la página web "El Gabinete del Doctor Somier", web de cine en la que vengo colaborando desde hace algunos años. Os recomiendo a todos echarle un ojo ;)

Título: La cura del bienestar

Título original:A cure for wellness
Dirección: Gore Verbinski
País: USA
Actores: Dane DeHaan, Jason Isaacs, Mia Goth, Susanne Wuest, Celia Imrie, Lisa Banes, Adrian Schiller, Ivo Nandi, Natalia Bobrich, Johannes Krisch, Jason Babinsky, Judith Hoersch, Jeff Burrell, Eric Todd, Godehard Giese, Craig Wroe
Año: 2017
Duración: 156'
Nota: 8 sobre 10


    El pasado viernes acudi al pase de “La cura del bienestar”, la última película de Gore Verbinski. He aquí mis impresiones.


    Animado por el tráiler, decidí asistir a este pase, convencido de que me encontraría con una vuelta de tuerca de cuento de E. A. Poe “El método del profesor Alquitrán y el Dr. Pluma”. La realidad resultó ser un jarro de agua fría de sabor agridulce, ya que me encontré con una película de tipo thriller gótico y que poco tenía que ver con la premisa esperada. Pese a ello la disfruté bastante.


 
    Lockhart (Dane Dehaan), un joven ejecutivo es enviado a los Alpes Suizos para traer de vuelta de un recóndito balneario al director de la compañía, tarea poco grata pero que le garantizará un importante puesto en la junta directiva.  Sin embargo un accidente hará que se vea obligado a permanecer allí en reposo, donde irá descubriendo que los novedosos tratamientos del  Dr. Valmer (Jason Isaacs)y el propio lugar no son lo que parecen, hasta el punto de acabar comprometiendo su propia cordura en aras de descubrir los terroríficos secretos que oculta el lugar. 


      Probablemente la escena que más te clava las uñas a la butaca, no creo que vuelva a ver a mi dentista con los mismos ojos. Aunque la escena de “la sala de transfusiones” tampoco se queda corta.

    Bueno, la película sabe perfectamente cómo jugar con la tensión y el misterio. A una soberbia banda sonora se le une una excelente fotografía y  un guión cuidado, a pesar de algunas situaciones vagamente inconexas, fruto probablemente, del montaje final.  La dirección es excelente y se nota la experiencia de Verbinski  a la hora de trasladarnos a un ambiente claustrofóbico con varias pinceladas de misterio, mientras vamos intentando encajar todas las piezas del rompecabezas. Quizás el mayor fallo al respecto sea la excesiva duración de la misma (150 minutos) y, si bien no se hace excesivamente lenta, si que en ocasiones se tiene la sensación de que algunos planos deberían recortarse, sobre todo aquellos donde los onírico juega un papel principal pero que peca de ser excesivamente largo. Abundan escenas un tanto sorprendentes y que consiguen mantenerte pegado a la pantalla a pesar de ser brutalmente crudas y directas, añadiendo un final que, no por ser en gran parte esperado y evidente, no deja de sorprender y de añadir algunas incógnitas que el director deja sin responder. No obstante, me dio la sensación de ser un poco precipitado y cliché, siendo quizás esto (su final) el mayor “pero” del filme. Pese a todo, el conjunto es una película bastante interesante, con unos acertadísimos actores, especialmente a Mia Goth, en el ambiguo e inquietante papel de Hannah.

                        Inquietante y seductora al mismo tiempo, una escena muy bien lograda…

    En general una película para disfrutar con tiempo y calma, especialmente si eres amante del género.  La recomiendo, pese a su excesivo metraje.


    P.D. Aprovecho para dar la bienvenida a Lt. Segismundo, compañero del Gordo Xenos y gran amigo en lo personal desde hace varios años, que espero me ayude a dar más vida al blog y a quien ya pudisteis leer en la anterior entrada




Barahair

1 comentario:

  1. Ls palabras, inquietante y seductora en la misma frase. Deja claro el argumento.

    ResponderEliminar