martes, 18 de noviembre de 2014

Tablero para Battlefleet Gothic (Parte I)

    Buenas noches. Supongo que aquellos que han leido más a menudo este blog recordarán esta entrada sobre Battlefleet Gothic. En ella puede verse un tablero pintado como un cielo nocturno estrellado, así como varios planetas. En Gothic la escenografia y los cuerpos celestes no son necesarios para jugar, aunque como en el resto de wargames hace mucho más amena las partidas, pero pueden usarse sin problemas sin que sean en tres dimensiones, como las plantillas que se incluian en la extinta caja básica de inicio y que tambien podias encontrar en el reglamento, ya que su principal utilidad es la de actuar como pozos gravitacionales.


    El caso es que hace un tiempo empecé a hacerme escenografía para mis partidas, pero tenia la sensacion de que faltaba algo. Este verano, en una tienda de Ávila, tuve la idea al ver varios rollos de hule de hacerme un tablero enrollable. Mi búsqueda fué bastante larga e infructuosa, llegando incluso a pedir presupuesto por email a una empresa dedicada a la impresión de manteles de hule por encargo (que resulto un precio prohibitivo). Ya empezaba a desistir del asunto (los tablero de X-Wing están muy bien, pero se quedan algo pequeños para partidas a muchos puntos) y empezaba a plantear en hacermelo usando una pieza negra de antelina, cuando yendo a la biblioteca, en un chino, vi que tenian rollos de hule negro a 2 euros el metro (la pieza minima a comprar es de 100x140 cm), así que por 4 euros me hice con una pieza perfecta para transformarla en tablero.




    Con los exámenes dejé relegada la confección del tablero hasta que esta tarde tenia un par de horas libres y me puse a ello. Tras despejar la mesa del comedor, tome las medidas y viendo lo enorme que era, decidí recortar 20 cm del total, dejando una pieza de 180x140 cm y otra de 20 cm a la que espero que daré uso para personalizar futuros minimaletines con carátulas VHS. Tras dejar la pieza preparada, me di cuenta de que al haberlo guardada doblada, habia muchas arrugas y dobleces, así que comprendi que si queria que el tablero fuera comodo de usar habria que guardarlo enrollado y ligeramente apretado, pero para ello iba a necesitar un tubo sobre el cual enrollarlo. Una visita al chino y 70 cts despues, tenia en mis manos un palo de escoba de 140 cm de largo, perfecto para ese menester, al que pegue con cinta de carrocero el extremo del tablero, procurando no hacerle arrugas. Ahora si, ya preparado, me dispuse a pintar la primera mitad del tablero. 






    El pintado fué cosa de 5 minutos (literales) para lo cual usé sprays de pintura gris perla, blanco mate y rojo cereza, así como un par de pinceledas de negro de Tiger y un par de pasadas de barniz satinado de GW para eliminar el exceso de brillo del hule. De momento este es el resultado, aunque debo pulir bastante el diseño del intento de galaxia que he pintado, así como pintar algunas zonas tipo constelación o nebulosa.


    A la espera de terminarlo este es el aspecto actual con varias naves y escenografía. Lo he dejado enrollado y la verdad es que no abulta nada. Me he planteado el hacerme un tablero parecido para escenografia urbana y otro para desértica, pero primero he decidido terminar este proyecto antes de embarcarme en el siguiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario